Los retos para un Perú mejor interconectado

Los retos para un Perú mejor interconectado

Cinco expertos del mundo digital opinan. Día de Internet: Cuáles son los retos para un Perú mejor interconectado hacia el bicentenario

Lima, Perú, 17 de mayo del 2018.— Desde 2006, gracias a una iniciativa de la asamblea general de la ONU, se celebra cada 17 de mayo, como hoy, el Día mundial de la Sociedad de la Información también conocido como el Día de Internet. En el Perú, ¿qué avances hemos dado como región en este campo y cuáles son los retos que tenemos por delante para no quedarnos atrás en la innovación? Algunos especialistas de diferentes rubros de la tecnología peruana nos dan sus perspectivas.

Hacia dónde vamos

Proyectando a más del 80% de personas en Internet ingresando diariamente a Internet para 2021, Freddy Linares, CEO de Neurometrics (laboratorio especializado en neurociencia del consumidor) visualiza “una población joven teniendo a Internet como puerta de acceso preferente a diferentes servicios como para la compra de entradas al cine, pedido del transporte de su conveniencia, para escuchar música, ver películas o el pago de sus servicios públicos; y la lista de posibilidades irá en aumento”, señala.

Por su parte, Carlos Castillo, CEO de Supra Networks (empresa peruana especializada en ciberseguridad), asegura que además “no sólo se estará hablando sobre el Internet, sino también del Internet de las Cosas, con un mayor número de dispositivos conectados a la red, desde electrodomésticos, autos y relojes, hasta la funcionalidad entera de una casa”, lo que supondrá mayores retos en ciberseguridad.

En ese sentido, Dennis Carranza, Country Manager de Buda.comexchange sudamericano de criptomonedas— augura un gran futuro para el e-commerce ya que según estudios “en la actualidad casi dos millones de peruanos realizan compras online desde sus móviles y se prevé que este sector alcance un crecimiento de hasta un 30%, en 2018”.

El cliente es el centro

Linares, indica además que uno de los principales cambios a los que muchas empresas en el Perú se acercan es a un nuevo enfoque en los negocios en el que el cliente es el centro; buscando una entrega de productos y servicios más eficiente y en menor tiempo, así como transacciones más seguras.

Por eso, según Dirk Gfell, Country Manager de Domicilios.com —plataforma e-commerce especializada en pedidos de comida por Internet— ello supondrá atender a dos tendencias de los consumidores que ya son una realidad en el Perú y el mundo: 1) La penetración de smartphones (y con ellos el Internet) en ciudades intermedias y pequeñas, sobre todo las zonas rurales, (su adopción en el Perú crece en 15% anual) y  2) la bancarización de la población, que debería seguir perdiendo el miedo a realizar transacciones online con tarjetas de crédito o débito.

Respecto al primer punto Linares complementa: “Las empresas están comprendiendo que es ahora el cliente quien les va diciendo dónde encontrarlo; ya no al revés”. Sin embargo, Kevin Kelly, Country Manager de Autofact.pe (aplicación orientada al sector automotriz), resalta que esto supone un reto para la confianza que se pueda generar. “Si bien el smartphone es un medio que se utiliza casi todo el día y para distintas actividades, también es un aparato muy personal, por lo que hay que tener cuidado con la manera en que me acerco a este usuario, ya que podría ser muy fácil cruzar la línea de lo invasivo”. Una situación que sería contraproducente para el país por la expansión del e-commerce y su adaptación a estas tecnologías.

Para Kelly, no obstante, esto supone también oportunidades, ya que “es muy probable que gran parte de los mercados lleguen a utilizar los medios en línea no sólo para vender, sino además para conversar y comunicarse con sus consumidores de la manera en la que para ellos resulte más eficiente”, indica; reduciendo así el riesgo de insatisfacciones en las compras.

Por otro lado, para todos los especialistas, la seguridad en las transacciones financieras es el punto donde radica la tarea más importante: generar la confianza de los consumidores. “El entorno online aún produce mucho recelo en gran parte de los usuarios”, señala Kelly, “hacer sentir al usuario que el medio digital u online es igual de confiable y creíble que el físico es el principal desafío”.

Las criptomonedas son un avance en ese aspecto pues ofrecen transacciones financieras y comerciales seguras, basado en la tecnología que las sostiene (blockchain). Carranza indica que para él son los mayores de 35 años (Gen X y Baby Boomers) los más renuentes a adaptarse al uso de la tecnología para hacer transacciones. Pero el avance y adaptación de esta tecnología hará también lo suyo por ganarse la confianza de la población en general.

Sin embargo, el aspecto en seguridad que está quedando un poco relegado para el avance que viene dando el Internet es, según Carlos Castillo, el de la protección de las redes de Internet. “Uno de los mayores retos a los que nos enfrentamos es sin duda, la falta de conocimiento que existe acerca de la importancia de la seguridad de red”, señala. Según Forbes, el Perú es uno de los países de la región con mayor cantidad de incidencias de este tipo en los últimos años las cuales se proyectaron en pérdidas de hasta US$ 4,782 millones en el 2017.

Para Castillo, la solución pasaría por tener mayores iniciativas educativas en temas de tecnología y seguridad; “no solo hacia las personas del mundo empresarial, sino también hacia la población en general”, señala. “De esta manera, contribuiremos desde todos los sectores de la sociedad en el desarrollo de una cultura digital más eficiente, confiable y segura para todos”.

Así, los expertos coinciden en ver con optimismo a un Perú en 2021 pionero en la región en soluciones e iniciativas digitales, siempre y cuando se vayan cubriendo estas tareas urgentes que se requieren para alcanzar dicha realidad.

Share