Indra apuesta por la tecnología como motor de la economía verde

Indra apuesta por la tecnología como motor de la economía verde

Indra apuesta por la tecnología como motor de la economía verde. La compañía ha reforzado su compromiso con la sostenibilidad y, con sus soluciones, quiere ser el aliado de administraciones y empresas para establecer un nuevo modelo de desarrollo sostenible

Lima, Perú, 30 de junio de 2020.— La crisis del Covid-19 ha puesto ante nuestros ojos la necesidad de un nuevo modelo de crecimiento económico más respetuoso con el medioambiente y con las personas. Antes de su llegada, muchas empresas e instituciones ya abogaban por un desarrollo más sostenible, pero la actual crisis ha acelerado la tendencia, mostrando que es clave para el planeta y para nuestra propia supervivencia.

Indra, una de las empresas líderes en sostenibilidad del mundo, miembro del exclusivo Índice Dow Jones de Sostenibilidad (DJSI) desde hace 14 años o del Índice FTSE4Good desde hace cuatro, contribuye activamente a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, pero quiere dar un paso más y convertirse en el aliado de otras empresas y de las administraciones para ayudarlas también a ser más sostenibles y dar un impulso definitivo a la economía verde como mejor salida de la actual crisis. Sus armas: su compromiso con la sostenibilidad y su tecnología.

La tecnológica está trabajando para integrar la sostenibilidad en todos los niveles de la organización y para ello ha creado a finales de 2019 una Comisión de Sostenibilidad en su Consejo de Administración. “Queremos reforzar nuestro sistema de gobierno y facilitar la incorporación de criterios de sostenibilidad a la toma de decisiones de la empresa. Además, estamos integrando la sostenibilidad en nuestra estrategia, ya que queremos que sea un elemento que nos diferencie”, explica Manuel Ausaverri, Director de Estrategia, Innovación y Sostenibilidad de Indra.

Además de revisar y reforzar su política de sostenibilidad, Indra cuenta también con políticas corporativas que fomentan el respeto y el cuidado del medioambiente y, como parte de su transformación cultural está promoviendo una cultura de responsabilidad medioambiental entre sus profesionales y sus grupos de interés, con diferentes campañas de sensibilización e incluyendo, por ejemplo, el voluntariado medioambiental como una de sus tres líneas de actuación en este ámbito.

El último paso ha sido el lanzamiento, a través de Indraventures, el vehículo corporativo con el que Indra impulsa su modelo de innovación abierta, de la cuarta edición de su iniciativa de intraemprendimiento e innovación, Innovators, que este año se orienta hacia la sostenibilidad y las soluciones poscovid y plantea a los profesionales retos con un fuerte componente social y medioambiental.

Con estas líneas de actuación, queremos seguir siendo un agente activo en el esfuerzo por reducir el cambio climático, mantenernos como una de las compañías líderes en sostenibilidad a nivel mundial y ser uno de los principales players en una recuperación más sostenible de la economía tras la crisis provocada por la pandemia”, subraya Ausaverri.

El COVID-19 se ha llevado en tan solo un par de meses a cientos de miles de personas y ha golpeado nuestras economías drásticamente, sin embargo, las consecuencias del cambio climático no serán menores. El propio Secretario General las Naciones Unidas, António Guterres, señalaba en su intervención en el tradicional Diálogo de Petersberg para la Acción Climática, que el mundo cuenta actualmente con dos grandes aliados: la tecnología y la opinión pública. “La demora en la aplicación de medidas climáticas nos costará cada año mucho más en concepto de vidas y medios de subsistencia perdidos, negocios paralizados y economías dañadas. El mayor costo es el de no hacer nada”, afirmaba.

El Pacto Verde Europeo y, en España, el proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, la Estrategia Española de Economía Circular o el anteproyecto de la Ley de Residuos, muestran ya un horizonte verde que viene para quedarse y en que la tecnología juega un papel fundamental como catalizador.

Soluciones disponibles en el mercado

Indra ya cuenta con soluciones que están desempeñando un papel clave en la acción global por el clima y el desarrollo de una economía verde. Además, apuesta por la tecnología como un factor clave para replantear nuestras ciudades, nuestros modos de trabajo, nuestra movilidad o nuestro consumo energético. Trabaja activamente en el desarrollo de soluciones y servicios que pueden facilitar la transición hacia la nueva economía en cuatro frentes con un fuerte impacto en el cambio climático, en los que, además, cuenta con soluciones que son líderes a nivel mundial: smart cities y edificación sostenible; smart mobility y transporte sostenible; energía verde, smart grids y renovables; y monitorización de la Tierra y protección de los recursos naturales.

La plataforma de smart cities de Minsait, filial de Tecnologías de la Información de Indra, ya ha conseguido rebajar más del 35% el consumo de agua para riego o el 45% del consumo energético de alumbrado y edificios públicos. Por su parte, el sistema para la monitorización de redes de transporte de hidrocarburos y agua por medio de fibra óptica de Minsait permite disminuir un 75% de las emisiones de CO2 asociadas a labores de vigilancia convencionales. Igualmente, se han logrado reducciones de entre un 15 y un 25% en las emisiones contaminantes mensuales en el ferrocarril y el 6% las procedentes del tráfico vial en una autopista, gracias a las soluciones de smart mobility y transporte sostenible de Indra que aplican big data e inteligencia artificial.

En cuanto a la monitorización de la Tierra y la protección de los recursos, Indra, con la Agencia Espacial Europea (ESA), ha facilitado soluciones de observación de la Tierra a la ciudad indonesia de Palu que ha mejorado su capacidad para resistir tsunamis. Por cada euro invertido en la tecnología de Indra que reduce la vulnerabilidad de la población ante catástrofes mediante uso de tecnología satelital, los países se ahorran siete euros en pérdidas económicas.

Son solo algunos ejemplos concretos de lo que la tecnología puede conseguir. Indra quiere poner en valor toda esta experiencia y convertirse en el socio de sus clientes en materia de sostenibilidad.

Acerca de Minsait

Minsait, una compañía de Indra (www.minsait.com), es una empresa líder en consultoría de transformación digital y Tecnologías de la Información en España y Latinoamérica. Minsait presenta un alto grado de especialización y conocimiento sectorial, que complementa con su alta capacidad para integrar el mundo core con el mundo digital, su liderazgo en innovación y en transformación digital y su flexibilidad. Con ello, enfoca su oferta en propuestas de valor de alto impacto, basadas en soluciones end-to-end, con una notable segmentación, lo que le permite alcanzar impactos tangibles para sus clientes en cada industria bajo un enfoque transformacional. Sus capacidades y su liderazgo se muestran en su oferta de productos, bajo la denominación Onesait, y su oferta transversal de servicios.

Indra en Perú

Presente en Perú desde 1987, Indra es una de las compañías más importantes de tecnología y consultoría del país, contando con más de 1.500 profesionales. Actualmente forma parte de algunos de los proyectos innovadores clave para su desarrollo económico y tecnológico en los sectores de Transporte & Defensa, y de Tecnologías de la Información (TI) a través de su filial Minsait.

Acerca de Indra

Indra (www.indracompany.com) es una de las principales compañías globales de tecnología y consultoría y el socio tecnológico para las operaciones clave de los negocios de sus clientes en todo el mundo. Es un proveedor líder mundial de soluciones propias en segmentos específicos de los mercados de Transporte y Defensa, y una empresa líder en consultoría de transformación digital y Tecnologías de la Información en España y Latinoamérica a través de su filial Minsait. Su modelo de negocio está basado en una oferta integral de productos propios, con un enfoque end-to-end, de alto valor y con un elevado componente de innovación. A cierre del ejercicio 2019, Indra tuvo unos ingresos de 3.204 millones de euros, más de 49.000 empleados, presencia local en 46 países y operaciones comerciales en más de 140 países.

Share