Cuáles son los signos vitales de TI en un sistema de atención médica

Cuáles son los signos vitales de TI en un sistema de atención médica

Conoce cuáles son los signos vitales de TI en un sistema de atención médica

Lima, Perú, 27 de marzo del 2020.— En muchos aspectos la infraestructura física y de TI que forma el entorno de la atención médica es muy parecida al cuerpo humano. Está compuesta de una red compleja de sistemas y aplicaciones que deben trabajar de forma independiente y colaborativa para respaldar el estado continuo de sus operaciones y permitirles atender labores de socorro en ubicaciones cada vez más distribuidas.

Cuando se conocen mejor los signos vitales de esta infraestructura, como la conectividad, eficiencia, fiabilidad y escalabilidad, se podrá comprender aún más las soluciones y el apoyo necesario para mantener una operación en funcionamiento al máximo nivel de eficiencia.

En Vertiv reconocemos cómo sus sistemas de infraestructura crítica funcionan de un modo muy similar al asombroso cuerpo humano. Por ello, somos conscientes de la necesidad de mantener una infraestructura física y de TI robusta y saludable que respalde la continuidad de la atención médica y la constante prestación de cuidados de alta calidad de los que depende cada persona. De esta manera buscamos ayudar a los líderes en atención médica a adquirir mayor confianza en la disponibilidad y fiabilidad de los sistemas del edificio, datos y equipo médico”, destacó Mitzi A. Amon, Directora de Mercadeo del sector de la salud en Vertiv.

¿Cómo podemos reconocer los sistemas críticos de una red de TI en atención médica?:

  • Proteger la columna vertebral de TI: un sistema nervioso central conectado: Así como el sistema nervioso central funciona como el centro de comando y control del cuerpo humano, al coordinar todos los sistemas del organismo mediante la recepción y el envío de información y señales, la red troncal de TI cumple esta función en su sistema de atención médica. La infraestructura digital preparada para el futuro protegerá el camino crítico por el cual viajan los datos de un paciente, el equipo que usan los médicos todos los días y los sistemas del centro de datos que impulsan el negocio.
  • El borde de la red en atención médica: un sistema óseo fuerte: Un esqueleto proporciona estructura, soporte y protección a un sistema. A medida que las redes de atención médica se vuelven cada vez más distribuidas, al movilizarse a ubicaciones remotas más allá de la sede central del hospital e incorporar nuevas tecnologías tales como sensores, centros de telemedicina y elementos del IoMT (Internet de las Cosas Médicas), estas requerirán soluciones en infraestructura para ajustar, ampliar y adaptarse al crecimiento en el borde de la red, mientras mantienen la fiabilidad, la eficiencia y el cumplimiento de las operaciones en atención médica.
  • Gestionar la nueva infraestructura de TI distribuida: un sistema circulatorio robusto: El sistema circulatorio distribuye la sangre y transporta oxígeno y nutrientes a todas las partes del cuerpo, al mismo tiempo que elimina sus desechos. Conforme la prestación de servicios de salud se hace cada vez más compleja y distribuida, con datos que crecen de forma exponencial y proveedores que requieren acceder a ellos en más ubicaciones, la necesidad de enviar y recibir datos de manera segura se vuelve fundamental. Por ello, el trabajo está en proteger sus conexiones de red y el acceso a la TI distribuida en ubicaciones que abarcan desde armarios de red de todo el hospital hasta centros de urgencia y telemedicina. Asimismo, estas soluciones proporcionan un motor central para la gestión remota, el control y el análisis que impulsa una mejor toma de decisiones.
  • Optimizar las operaciones del sector de salud: un sistema inmune saludable: El sistema inmune es el que permite al cuerpo protegerse y curarse a sí mismo de enfermedades, para que pueda funcionar al máximo rendimiento. Los sistemas de atención médica principales deben protegerse de una variedad de “amenazas” que pueden obstaculizar la continuidad y poner en peligro la productividad, la rentabilidad y el cumplimiento. Estas incluyen factores como la antigüedad de la infraestructura física, el aumento de los costos energéticos, los desastres naturales, los requisitos normativos en cambio continuo, la falta de trabajadores capacitados y la carencia de herramientas correctas para gestionar la infraestructura cada vez más distribuida. En este caso, por medio de las pruebas eléctricas y el mantenimiento preventivo y predictivo de los sistemas de enfriamiento y potencia que protegen su infraestructura, se facilita la creación de entornos eficientes y seguros que maximizan la productividad de las personas y el equipo.

Recuerde que una interrupción de la red de TI en los sistemas del edificio o equipo médico puede comprometer la prestación de los cuidados, perjudicar la experiencia del paciente y hasta significar la diferencia entre la vida y la muerte. Por ello, resulta importante identificar los signos vitales que una infraestructura física y de TI para protegerla de estas interrupciones, junto con las soluciones específicas que permitan mantener un sistema de atención médica robusto y asegurar la continuidad de por vida.

Share