. . .
ctt-systems-ofrece-solucion-ecologica-para-la-aviacion-comercial

CTT Systems ofrece solución ecológica para la Aviación Comercial. CTT Systems tiene una amplia experiencia en la investigación de sistemas anticondensación en las aeronaves comerciales.

Estocolmo, Suecia, 1 de septiembre del 2021.— En los actuales vuelos comerciales, cualquier humedad que pueda haber en la cabina de un avión comercial se aspira con aire caliente hacia la sección de la corona del fuselaje, por encima del techo. Cuando toca el fuselaje frío de la aeronave, la temperatura del aire exterior será de -54° C a 35.000 pies, lo que forma escarcha, que luego se derrite a medida que la aeronave desciende a un aire más cálido, formando esa notoria línea de nubes, detrás de las aeronaves.

El interior del fuselaje de un avión comercial, está revestido con paneles aislantes, por lo que el los diarios viajes, el agua comienza a empapar el material. A largo plazo, esto puede resultar en el crecimiento de moho y hongos, además de causar cortocircuitos eléctricos, ya que los tendidos de cables también están presentes en esta área. Sin embargo, el mayor efecto negativo es agregar peso innecesario (un litro de agua pesa 1 kg), lo que aumenta el consumo de combustible y las emisiones, agravando el panorama del ya muy preocupante calentamiento global.

Por supuesto, todas las aeronaves modernas están diseñadas con medidas pasivas de control de la humedad, como el aislamiento de las mantas aislantes y la canalización del agua hacia el vientre de la aeronave para que sea drenada en tierra, pero muchas aerolíneas han aumentado la densidad de asientos, por lo tanto, más pasajeros exhalan alrededor de 100 gramos / hora de agua, mientras que los tiempos de aterrizaje más cortos, significan menos tiempo en el aeropuerto para el drenaje.

Además, muchas aerolíneas subcontratan el mantenimiento de sus aviones, por lo que tienen menos conocimiento de las condiciones reales a bordo.

La solución de CTT Systems es un innovador sistema anticondensación. Dependiendo del tipo de aeronave, se instalan una o más unidades en puntos estratégicos de la aeronave. El aire se toma del área de la corona o del área de carga y se divide en dos corrientes de aire dentro de la unidad. El primero pasa por un tambor rotatorio de movimiento lento impregnado con gel de sílice, que absorbe la humedad. Luego, este aire seco se libera entre los paneles del techo y la piel exterior de la aeronave mediante un conducto piccolo especialmente diseñado, con orificios espaciados regularmente.

Esto reduce el punto de rocío en el área de la corona, evitando que ocurra el proceso de condensación y manteniendo secas las mantas de aislamiento. La segunda corriente de aire se calienta mediante calentadores eléctricos antes de que también pase por el rotor. Este aire calentado absorbe la humedad del gel y luego se alimenta al sistema de recirculación de la aeronave o se vierte por la borda a través de la válvula de salida. El sistema está activo siempre que se enciende la aeronave.

Puesto que el sistema anticondensación pesa 29 kg, es necesario un ahorro significativo para que valga la pena. En una prueba importante de 18 meses con easyJet, se pesaron tres Airbus A320 al inicio y después de tres meses; registrando una disminución de peso promedio de más de 200 kg. Luego, los sistemas se apagaron durante los siguientes tres meses, y se revirtió la pérdida de peso.

En cada una de las tres fases de seis meses, se lograron resultados similares. Además, la prueba monitoreó componentes que incluían antenas, sensores y computadoras, mostrando una reducción del 40% en cambios no programados por 1,000 horas de vuelo. Una prueba de 12 meses realizada por Novair de Suecia en un A321 produjo una reducción de peso de 284 kg, mientras que un A319 de Germanwings perdió 140 kg en una prueba separada de 12 meses.

Cabe señalar que todas eran aerolíneas europeas que, debido a las condiciones climáticas, suelen transportar más agua que una aerolínea con sede en la región del Golfo. Las reducciones de peso también están influenciadas por la densidad de asientos, el factor de carga, la longitud del sector y las horas de vuelo por año.

Habiendo demostrado que se pueden obtener verdaderos beneficios de peso con el uso de un sistema anticondensación, vale la pena considerar también los beneficios económicos y medioambientales.

Para un Airbus A320 o Boeing 737, una reducción de peso de 200 kg se traduce en un ahorro de combustible de 25.000-38.000 litros / año, o una reducción del 0,4-0,6% en el consumo de combustible. También reduce las emisiones de CO₂ en más de 65 toneladas.

Ahorros en el sistema de secado por zonas

Familia Airbus A320 / Boeing 737NG*
CO2 65.000 kg
Quema de combustible 21.000 kg
NOX 190 kg
CO 460 kg
Hidrocarburos 35 kg

* Basado en 5,000 horas de vuelo por año. 300 kg menos de peso dan un ahorro de combustible de 10,5 kg por hora de vuelo con un factor de carga del 90% y un factor de eficiencia de combustible del 3,5%.

Fuente: www.luftfartsverket.se (Las cifras son relativas y varían de acuerdo a las condiciones de vuelo)

Historia de la Caja Eye In The Sky

Una aplicación para la industria aero espacial del sistema anticondensación, se encuentra en el avión Boeing 747SP operado bajo una asociación 80/20 entre la NASA y el centro aeroespacial alemán Deutsches Zentrum für Luft- und Raumfahrt (DLR) como el Observatorio estratosférico de astronomía infrarroja (SOFIA).

Operando a grandes altitudes por encima del vapor de agua atmosférico (que absorbe la radiación infrarroja), una gran puerta que se abre hacia arriba revela el telescopio. Como las misiones científicas suelen durar de siete a nueve horas y, en ocasiones, hasta 12 horas, el telescopio se opera durante mucho tiempo a temperaturas extremadamente bajas.

A medida que aumenta la humedad relativa del aire durante el descenso, existe el riesgo de que se forme condensación en la estructura fría, con la posibilidad de que se dañe la delicada superficie del espejo primario.

CTT Systems produjo una versión gigante de su unidad, que está instalada en la cavidad del telescopio. Se activa varias horas antes del final de la misión, mientras la puerta aún está abierta, para asegurar que la unidad se caliente correctamente y produzca aire seco con el punto de rocío correcto. Luego permanece en funcionamiento hasta varias horas después del aterrizaje para garantizar que el telescopio permanezca seco mientras alcanza la temperatura ambiente.

Acerca de CTYT Systems

El sistema anticondensación CTT, que tiene 3.100 unidades en servicio, está disponible actualmente como equipo proporcionado por el comprador en el Boeing 737-700 / 800 y como equipo proporcionado por el proveedor en el Airbus A350 XWB.

También está disponible para actualización, con Lufthansa Technik actuando como el diseño formal de CTT, gestionando los Certificados de Tipo Suplementarios (STC) para la aprobación de la instalación. Estos cubren los Airbus A319ceo, A320ceo, A321ceo / neo y A330ceo, así como los Boeing 737-700 / -800 / -900 y MAX, 757-200, 767-300, 787 y 777.

Pobeda, Transavia y Jet2.com han optado por instalar el sistema CTT Anti-Condensation en su flota completa y hay más de 2000 unidades instaladas en B787.

Apoya al Periodismo Independiente


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: