Cómo cambiará nuestra vida el Internet de las Cosas

Cómo cambiará nuestra vida el Internet de las Cosas

Cómo cambiará nuestra vida el Internet de las Cosas. Uno de los principales objetivos del Internet de las Cosas es transformar casas y edificios en viviendas inteligentes.

Lima, Perú, 22 de julio del 2020.— El Internet de las Cosas es una de las últimas innovaciones tecnológicas que posibilitará la novedosa red 5G. En cierta manera, ya estamos haciendo uso de esta tecnología, pero una mejor conectividad permitirá que cada más objetos estén interconectados y que sea posible controlarlos a través de algún dispositivo móvil. El Internet de las Cosas, entonces, hace referencia a aquellos objetos que se conectan a la red y realizan determinadas funciones de manera inteligente. Lo que se espera a corto plazo es potenciar la funcionalidad de todos los objetos conectados facilitando la integración de las cosas y las personas.

Viviendas inteligentes

Uno de los principales objetivos del Internet de las Cosas es transformar casas y edificios en viviendas inteligentes. Para ello, es necesario digitalizarlas de modo que se transmita información respecto del funcionamiento de todos los aparatos tecnológicos que se encuentran en una casa. Desde aspiradoras inteligentes hasta termostatos que se controlan desde un teléfono celular, todos los electrodomésticos estarán integrados en una misma red para conocer qué sucede en todo momento. Además, a través de los dispositivos de seguridad conectados a la casa no solo se controlará el sistema de alarmas, sino que se prevendrán accidentes domésticos ya que los sensores podrán detectar cualquier mal funcionamiento y corregirlo.

Salud electrónica

Otros de los campos que mejorarán nuestra vida considerablemente es el de la salud electrónica. También conocida como e-salud, esta práctica se basa en la utilización de la tecnología para mejorar el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de pacientes que sufran cualquier tipo de enfermedad. La implementación de la salud electrónica busca no solo mejorar la atención que reciben los pacientes, reduciendo, por ejemplo, las esperas a través de consultas online, sino también fomentar la eficiencia de las prestaciones. Entre los principales beneficios de aplicar la salud electrónica podemos mencionar una reducción de errores en los diagnósticos y de repetición de los estudios ya realizados. Asimismo, las historias médicas digitales permitirán que toda la información de un paciente se almacene en un mismo lugar.

Ciudades conectadas

Se estima que para el año 2025, las ciudades tengan más de 25 000 millones de dispositivos conectados. La adopción de la tecnología del Internet de las Cosas permitirá espacios más seguros a través de la implementación de cámaras de vigilancia y sensores que alerten sobre cualquier peligro. Automatizar datos y manejar determinados dispositivos a la distancia mejorará la calidad de vida de los habitantes. Por ejemplo, a través de sensores en contenedores de basura se emitirá una señal de alerta cuando hayan llegado a su capacidad máxima y deban ser vaciados.

El Internet de las Cosas ya está entre nosotros, pero se espera que su aplicación futura genere espacios más eficientes. Las ciudades conectadas fomentarán la seguridad y mejorarán la calidad de vida de los habitantes. Por su parte, la salud electrónica promoverá el bienestar del paciente reduciendo al mínimo los errores en diagnóstico y tratamiento. Las viviendas inteligentes, con todos sus dispositivos interconectados, contribuirán a optimizar nuestra seguridad.

Share