Ocho peligros que favorecen al robo de identidad

Ocho peligros que favorecen al robo de identidad

Ocho peligros que favorecen al robo de identidad, sepa cómo suceden y qué hacer. La digitalización es generalmente más segura que los reportes físicos, sin embargo, nuestros datos están abiertos a nuevos tipos de peligros. Los malos programadores y los estafadores han descubierto mejores enfoques para adquirir personalidad utilizando la innovación.

Miami, Florida, 29 de febrero del 2020.— Estos delincuentes, provenientes de la red oscura, utilizan técnicas manuales y computarizadas para tomar su información, incluido su nombre completo, número de Seguro Social, dirección o número de permiso de conducir y lo que es peor, podrían vulnerar la información de su tarjeta de crédito.

Para protegerse del fraude de datos, inicialmente debe averiguar cómo ocurren estas cosas en cualquier caso. De esa manera, reduce la probabilidad de presentarse a estos peligros.

Peligro Número 1: Dispositivos digitales sin garantía.- En estos días, uno puede hacer casi cualquier cosa con un par de toques en la pantalla de una computadora. Lo más probable es que tenga aplicaciones para su correo electrónico, registros financieros basados ​​en la web e instrumentos de administración relacionados con el dinero. Si su dispositivo no es seguro, se está separando de esta información para los estafadores. Prevención: establezca un código de acceso o PIN secreto que se requerirá para acceder a su gadget. Además, cuando alguien encuentra o toma su dispositivo, será difícil entrar en su dispositivo. Incluya otra capa de seguridad para su gadget instalando un anti-malware.

Peligro Número 2: Violaciones de datos.- Los bancos y diferentes elementos con frecuencia realizan un valiente esfuerzo para mantener nuestros propios datos seguros. Aún así, los hackers pueden tener actualmente la opción de obtener sus propios datos de varias maneras. Utilizando tècnicas de ingenierìa social, casualmente o con un propósito, la falsa información rompe la seguridad tanto para la entidad financiera como para las personas cuyos datos fueron descubiertos. Prevención: Sea extremadamente cauteloso y muy cuidadoso acerca de los datos individuales que está compartiendo. Pregúntese continuamente si es importante compartir estos datos antes de finalizar el intercambio de su información sensible. Cuando compre en la web, siempre compre en organizaciones confiables, en lugar de aquellas con descuentos o promociones «increíbles».

Peligro Número 3: Suplantación de identidad.- Los trucos de phishing vienen como mensajes aparentemente legítimos y llamadas de voz para que pueda transmitirles sus datos privados. Los estafadores generalmente se hacen pasar como funcionarios de su banco y lo persuaden de que hay algún tipo de problema con sus registros. Cada vez es más difícil decidir si un mensaje es legítimo o fraudulento. Es un truco de phishing si los mensajes tienen estos características:

  • El estafador intenta no dirigirse a ti por tu nombre
  • Te presiona para que actúes rápidamente
  • Te manipula ante falsas pérdidas económicas en tu cuenta y/o resultados negativos si no haces lo que te pide
  • Sospecha siempre una dirección o correo electrónico cuestionable del remitente (ya sea contenido o llamada)
  • Sospecha siempre si el correo electrónico contiene errores de ortografía y estructura del mensaje.
  • Sospecha siempre si contiene conexiones o enlaces raros
  • Sospecha siempre si te solicitan «actualizar» los datos de tu establecimiento bancario en el que actúan (como tu registro SWIFT o número de tarjeta)
  • Sospecha siempre de mensajes con datos poco claros o confusos

Prevención: cuando reciba un correo electrónico o contenido sospechoso, preste especial atención a los atributos registrados anteriormente en su mensaje. Intente no tocar ningún enlace que pueda parecer sospechoso. En el momento en que reciba una llamada sospechosa, no proporcione ningún dato cercano a su domicilio por teléfono.

Peligro Número 4: Conexiones de Internet no seguras.- Nunca te confíes de las conexiones Wi-Fi abiertas o gratuitas, sin embargo. Dado que estas asociaciones no son confiables o no están verificadas, cualquiera podría participar y robar tus datos personales. Prevención: para su sistema de Internet doméstico, establezca una palabra o frase secreta sólida y cámbiela cada seis meses, o a al año. En caso de que realice intercambios significativos en línea, por ejemplo, chase.com/verifycard, hágalo justo cuando esté asociado con un sistema verificado y seguro.

Peligro Número 5: Lectores de tarjetas comprometidos.- Nunca baje la guardia, siempre es útil desconfiar demasiado, ya que muchos estafadores han desarrollado medios para comprometer su tarjeta a través de skimmers, que son dispositivos instalados sobre el lector de tarjetas para robar información importante. Prevención: cuando use su tarjeta, revise el lector de tarjetas para ver si hay algo sospechoso. Inscriba su tarjeta en la banca en línea para un monitoreo más fácil de transacciones «fuera de lo común».

Peligro Número 6: Robo de correo.- A pesar de la accesibilidad de los instrumentos electrónicos, los estafadores aún dependen de estrategias anticuadas como el robo de correo. Su vulnerabilidad ante el fraude de datos aumenta, especialmente si obtiene registros bancarios y financieros, o envía cheques o estados de cuenta por correo. Prevención: obtenga un buzón seguro o elija correos electrónicos seguros para recibir sus extractos bancarios u otros documentos financieros. Inscríbase en la banca en línea también; hacerlo le permite controlar su cuenta regularmente. Además, si necesita enviar un cheque por correo, hágalo a través de su oficina de correos local o llévelo directamente al servicio de mensajería.

Peligro Número 7: Billetera perdida o robada.- Revise siempre su billetera e intente determinar la cantidad de sus datos vulnerables allí. Como es entendible, su bolso o billetera contiene gran parte de su información. Almacena sus tarjetas de crédito, licencia de conducir, tarjeta de Seguro Social y otros registros importantes. Prevención: no guarde todos estos registros vitales (como contraseñas) en su billetera o cartera para disminuir el peligro de fraude de datos. Memorice siempre las contraseñas y números de identificación. Para las tarjetas de crédito, traiga solo las que usa habitualmente y deje el resto en un lugar seguro.

Peligro Número 8: Robo de basura doméstica.- Por lo general, no consideramos qué ocurrirá con las cosas que tiramos. Los estafadores también pueden buscar entre su basura para obtener sus datos. Prevención: cuando arroje informes delicados, siempre es la mejor práctica para pasarlo por una trituradora. Con esto, nadie podrá volver a reconstruir sus documentos.

Control de daños durante el robo de identidad

Si bien no existe una técnica total para prevenir el fraude de datos, existen estrategias para evitar que la situación empeore. Aquí hay algunas acciones que pueden ayudarlo a tomar control de daños:

  • Informe las tarjetas de débito o crédito perdidas o robadas a su banco para obstruir la tarjeta de inmediato.
  • Informe intercambios o ejercicios extraños en su cuenta
  • Considere poner una alerta de fraude en sus informes de crédito si su número de Seguro Social ha sido comprometido
  • En caso de que se haya abierto un registro a su nombre, comuníquese con el acreedor y presente un informe policial.

Esperamos que este artículo sea útil para mantener su identidad segura. Si tiene alguna idea que desea agregar o una historia que desea compartir, comente y comparta sus experiencias, la seguridad es tarea de todos.

Share