La Salud Digital es una vía para evitar una crisis sanitaria por el COVID-19

La Salud Digital es una vía para evitar una crisis sanitaria por el COVID-19

La Salud Digital es una vía para evitar una crisis sanitaria por el COVID-19. Con el buen uso de plataformas mediadas por la tecnología se busca prevenir e informar oportunamente a usuarios desde cualquier lugar sobre el COVID-19. Expertos del eHealth Center de la UOC dan las claves para tener un uso óptimo de la salud digital.

Madrid, España, 18 de marzo del 2020.— El COVID-19, más conocido como coronavirus, se ha tomado el mundo, y tiene en alerta a los gobiernos y autoridades sanitarias por las implicaciones que tiene. La alarma y la zozobra han hecho que miles de ciudadanos se movilicen a centros de salud para un posible diagnóstico del virus. Esto ha ocasionado en algunas ciudades el colapso del sistema, por eso expertos y autoridades han creado y fortalecido otros canales de atención, como los digitales.

Algunos gobiernos han lanzado test online para que junto a la información que se nos ofrece en los medios de comunicación los ciudadanos puedan hacer una primera autoevaluación de síntomas», explica Manuel Armayones, Director de Desarrollo del eHealth Center de la UOC y uno de los cincuenta líderes europeos en salud electrónica.

Ante esta pandemia, la ATENCIÓN MÉDICA A DISTANCIA SE CONVIERTE EN UNA OPCIÓN PARA LOS PAÍSES, quienes han optado por herramientas E-HEALTH o de SALUD DIGITAL, brindando información, guías y educación a los ciudadanos sobre la enfermedad. Según indica Armayones, la SALUD DIGITAL permitirá a profesionales sanitarios interactuar o bien con los pacientes, o bien con otros profesionales, lo cual contribuirá a la PREVENCIÓN DE ESTE VIRUS FAVORECIENDO EL ANÁLISIS EN TIEMPO REAL (a través de herramientas big data), IDENTIFICANDO LAS CARACTERÍSTICAS Y EVOLUCIÓN DEL VIRUS (a través de algoritmos de inteligencia artificial), y apoyando la rápida DISEMINACIÓN DEL CONOCIMIENTO QUE TODOS LOS CENTROS DE INVESTIGACIÓN DEL MUNDO VAN ADQUIRIENDO, evitando así duplicidades y pérdida de tiempo.

En América Latina, los gobiernos ya están haciendo uso de las herramientas que brinda la salud digital, en PERÚ y COLOMBIA se implementaron plataformas digitales con información oficial sobre el COVID-19 y un triaje o test virtual para identificar síntomas de posibles casos; CHILE en su página web dispuso de material gráfico indicado cómo prevenirlo y acceder a la red de atención; MÉXICO, mientras tanto, a través de CENETEC brinda asistencia y educación al profesional médico sobre el virus.

«La salud digital nos puede ayudar a establecer canales de comunicación fiables, y no solo canales sino vías de empoderamiento de los ciudadanos», subraya Albert Barberà, Director del eHealth Center de la UOC. Por último, Armayones destaca las iniciativas solidarias que han aparecido en las redes sociales, profesionales de la salud que se ofrecen a resolver dudas a distancia y que no requieren atención presencial, así mismo entrenadores que ofrecen sus rutinas de ejercicio para hacer en casa, psicólogos que desarrollan guías para evitar verse afectado por un confinamiento largo, voluntarios que se ofrecen a cuidar de vecinos mayores, gestos de agradecimiento a los sanitarios y a otros profesionales que están en la primera línea expuestos al virus.

Eso es pura salud… estar en casa requiere mantener rutinas, cuidarse físicamente, una nutrición adecuada. Todo tiene efectos sobre las dinámicas familiares… cosas muy obvias que quien no ha estado en una situación similar no conoce», concluye.

Share