. . .
world-drone-prix-dubai-itusers

El pasado mes de marzo, un joven de apenas 15 años se embolsó 250.000 dólares al ganar el espectacular World Drone Prix que se celebró en Dubái y que repartió hasta un millón de dólares en premios. Fue el primero de entre una selección de pilotos que se disputaron la mayor carrera del mundo de mini naves no tripuladas. Apadrinó el evento el príncipe heredero del emirato, el jeque Hamdan bin Mohamed al Maktum. ¿Pilotar drones, un juego? Sin duda, pero también mucho más

Barcelona, España, 30 de abril del 2016.— Para participar en el World Drone Prix, un centenar de participantes tuvo que superar una primera serie de pruebas en Berlín, Los Ángeles, Seúl y varias ciudades chinas, presentando vídeos en los que apareciesen pilotando los aparatos siguiendo ciertas normas específicas. Los 32 finalistas pudieron competir en Dubái en un circuito aéreo de siete kilómetros, especialmente diseñado para la ocasión, abierto al público, y que se pudo seguir en directo vía streaming en alta definición a través de la página web de la organización. Para futuras ocasiones, ya se está contemplando la posibilidad de introducir vídeo en 360º para la retransmisión.

La de Dubái no es la única competición que organiza la International Drone Racing Association. En su calendario de 2016, ya están anunciados los US National Drone Racing Championships, durante el mes de agosto en Nueva York; los World Drone Racing Championships, durante octubre en Hawái; y la North America Cup a lo largo de todo el año.

También se han anunciado competiciones similares en Chile y en Francia, organizadas por instituciones que lo que buscan es crear un vínculo entre los usuarios y su capacidad de modificar drones, tratando así de oficializar este nuevo deporte tecnológico.

Un estadio de fútbol, una vieja fábrica abandonada, un parking… cualquiera de estos escenarios es susceptible de convertirse en el vertiginoso circuito de una carrera de drones. Para el piloto, los elementos comunes de todas ellas son un visor y un mando de radio control que permiten dirigir el dron como si se estuviera montado en él, con el objetivo de completar un circuito esquivando todo tipo de obstáculos, y también, claro está, sorteando los otros drones que compiten.

Pero quizá el mayor atractivo de las carreras de drones se encuentre del lado del espectador, que puede seguir la carrera, en directo o a través de la web, gracias a una trepidante realización. Y en ocasiones, también mediante cámaras situadas sobre los mismos drones, que ofrecen una espectacular perspectiva en primera persona.

Airmageddon: combate de drones

Otra espectacular opción que ya pueden seguir los telespectadores británicos de la CBBC es su nuevo programa de los sábados por la mañana: Airmageddon, un concurso en el que los diferentes equipos manejan sus drones y, como si de gladiadores se tratase, se enfrentan entre sí en varias rondas eliminatorias hasta alcanzar la gran final en la Airena, especialmente construida para la ocasión. Todo con la pátina educativa característica de la BBC.

Carreras o combates de drones, algunos han visto similitudes con el mundo de la Fórmula 1. Y es que en efecto, si se crea una buena base de fans, competiciones espectaculares y se invierten recursos en marketing, quién sabe si nos encontramos ante el nacimiento de los espectáculos deportivos del futuro.

¿Te animas a participar en ellos?

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
error

Enjoy this blog? Please spread the word :)

RSS
Follow by Email
A %d blogueros les gusta esto:
/