Siete proyectos de drones que desprenden arte

Airk Drones hace una selección de grandes eventos en la que los drones y el arte se fusionan para sorprender y dejar huella

Barcelona, España, 13 de mayo del 2016.— ¿Tecnología o magia? Arthur C. Clarke ya profetizó que llegaría el día en que no se podría distinguir la una de la otra. Esta idea se ve plasmada en el increíble espectáculo Sparked, diseñado por Cirque du Soleil en colaboración con ETH Zurich y Verity Studios, donde música, luz y magia se encuentran para llevarnos a un mundo de fantasía.
Ver video

De dron a músico orquestal

A día de hoy aún no conocemos ninguna máquina capaz de componer música, pero sí de tocarla e interpretarla, y los multicópteros no podían ser menos. Hay dos grandes proyectos que nos lo demuestran. El primero es de febrero de 2012, en la Universidad de Pensilvania, donde Daniel Mellinger, Alex Kushleyev y Vijay Kumar consiguieron por primera vez que un equipo de unos 10 multicópteros volaran coordinados para generar música.
Ver video

Dos años más tarde, el equipo de KMel Robotics, fundado por en parte por los mismos alumnos, desarrolló un proyecto similar con el que perfeccionaron la coordinación y la suavidad de vuelo, con lo que consiguieron trabajar con mayor variedad de instrumentos. Presentaron su obra en Usa Science Festival 2014
Ver video

Cuando el dron se convierte en el instrumento

En 1965, John Cale fundó junto a Lou Reed The Velvet Underground, un grupo de rock vanguardista apadrinado nada menos que por Andy Warhol. Durante sus cinco años de existencia, el grupo tuvo poco éxito comercial. No fue hasta un tiempo después que se reconoció su valor, y es que The Velvet Underground fue reconocido como lo que era: un grupo pionero del rock alternativo, que tuvo una enorme influencia sobre otras bandas que, ellas sí, alcanzaron el éxito.

Casi 50 años después, en 2014, el siempre inquieto John Cale repitió la jugada vanguardista y pudo haber hecho algo parecido: dos conciertos en el teatro Barbican de Londres en el que varias voces e instrumentos estaban interpretados por drones que sobrevolaban la cabeza de los espectadores. Pero no solo eso: la duración de las canciones estaba adaptada a la duración de la batería de los drones, y éstos, como si fueran músicos o actores, contaron con una estilista que les otorgó un aspecto amigable. Mientras, John Cale dirigía el espectáculo desde el escenario.
Ver video

Los drones bailarines

Otro proyecto en el que los drones vuelan es el Sky Magic Live at Mt.Fuji, donde la empresa MicroAd ha equipado 20 quadricopteros con cientos de LEDs cada uno, formando hasta un total de 16.500 luces en el aire, que combinados con una música que mezclaba tradición japonesa y ritmos modernos, ofrecieron un espectacular espectáculo de visión a los pies del Monte Fuji, un lugar en el que la experiencia mejoraba todavía más.
Ver video

100 drones imitando fuegos artificiales

No, 20 no son suficientes. En un equilibro perfecto entre el objetivo de batir un nuevo récord mundial y dejar al mundo boquiabierto por la belleza de los resultados, Intel, con la colaboración de Ars Electronica Futurelab, ha conseguido controlar de forma sincronizada una nube tan imponente como impresionante de 100 drones a sus órdenes.
Ver video

Espejito espejito mágico

Si las luces te parecen siempre más de lo mismo, y crees que añadir luces a un dron es fácil, existe otra posibilidad: ponerle espejos y reflejar láseres. Saatchi & Saatchi ha realizado un bonito vídeo en el que 16 drones se coordinan a la perfección con láseres de cabezal móvil para producir un increíble espectáculo que se presentó en el Marshmallow Laser Feast.
Ver video

El dron “Gangsta” de G-ROUGH

Pero no todo es música, luz y baile. No podemos olvidar la pintura, en este caso el grafiti, ese arte urbano que busca evolucionar y llegar a las paredes imposibles del mundo. El proyecto israelí DrawnKnight – Drone, Graffiti & Street Artnos nos sorprende adaptando un multirrotor para poder llevar distintos espráis y alcanzar las paredes más inaccesibles.
Ver video

Airk te ayuda

Pensando en toda esta adaptabilidad, Airk FireClouds integra zonas de anclaje tanto en los brazos como en la parte inferior y superior del chasis para que tanto las empresas de servicios como las personas más creativas puedan adaptarlos a todos sus proyectos.

Fuente: AIRK

Más información sobre Airk en:
https://www.airk.eu/
https://www.facebook.com/airkdrones
https://twitter.com/AirkDrones
https://www.instagram.com/airkdrones
https://vimeo.com/airk

Share