Planificación, agua y los maravillosos acueductos romanos

Planificación, agua y los maravillosos acueductos romanos

Lima, Perú, 20 de marzo del 2017.— El Planeta Tierra está pasando por un proceso de transformación que está afectando seriamente a muchas ciudades y poblaciones. Podemos recordar por ejemplo al huracán Katrina, el cual fue uno de los más destructivos y el que causó más víctimas mortales de la temporada de huracanes en el Atlántico del año 2005.

El huracán Katrina provocó más daños económicos que cualquier huracán de la historia, así como fue uno de los cinco huracanes más mortíferos, de la historia de Estados Unidos. Asimismo, Katrina es el sexto más intenso de todos los huracanes del Atlántico registrados.

Al menos 1833 personas fallecieron debido al propio huracán o las consiguientes inundaciones, convirtiéndose en el huracán más mortífero en Estados Unidos desde el huracán San Felipe II, de 1928; la cifra total de daños materiales se estimó en un principio en 108 000 millones de dólares (2005 USD), casi el cuádruple que la de los desperfectos causados por el huracán Andrew en 1992.1

Sin ir muy lejos el fenómeno de calentamiento global ha empezado a afectar seriamente al Perú. Las lluvias intensas y los deslizamientos de agua, lodo, barro y roca proveniente de las montañas de la Cordillera de los Andes han provocado muchas muertes y daños materiales en diferentes ciudades de la costa Peruana.

La Tierra como un ecosistema complejo está sujeto a un proceso de evolución, transformación y no ha parado de cambiar y de transformarse en sus 4,470 millones de años (± 1%). En este proceso el agua ha sido uno de los motores de transformación.

En las antiguas tribus y civilizaciones el agua era fuente de divinidad y purificación. Recibir grandes cantidades de agua eran una bendición especialmente porque estas basaban su economía en el cultivo agrícola. Conforme las civilizaciones avanzaban utilizaron gran ingenio para manejar el agua.

Por ejemplo los antiguos acueductos romanos se encuentran entre las obras de ingeniería más extraordinarias de la historia.

El administrador del suministro de agua de Roma, Sexto Julio Frontino2 (35-c.103), dijo lo siguiente sobre esas construcciones:

“A los beneficios tan numerosos y tan necesarios de tantos acueductos, van pues a comparar las pirámides que no sirven obviamente para nada o también las obras de los Griegos, inútiles, pero celebradas por todas partes”.

El Aqua Appia fue el primer acueducto de Roma. Fue construido por los censores Apio Claudio Ceco, conocido también por la construcción de la Vía Apia durante su censura, y Cayo Plaucio Venox en el año 312 a. C.3

El Aqua Marcia, que se terminó en el año 140 antes de nuestra era, medía unos 92 kilómetros (57 millas) de largo, pero solo tenía 11 kilómetros (7 millas) de arcos.

Sin duda Sexto Julio Frontino era un excelente administrador de sistemas de ingeniería hidráulica para proveer el agua a la ciudad de Roma.

A diferencia de la ciudad de Lima que basa su abastecimiento en el río Rimac, un río que ante el más mínimo cambio atmosférico, geológico y del ecosistema podría dejar sin agua indefinidamente a una ciudad de una población excesiva de 11 millones de habitantes, los antiguos Romanos construyeron con mucho ingenio un sistema de de múltiples canales y acueductos, una verdadera maravilla de la ingeniería digna de admirar aún por nuestras civilizaciones del Siglo XXI.

Sin duda su nivel de planificación y el ingenio para abastecer a las ciudades del Imperio Romano era de lejos superior al de la ciudad de Lima y seguramente que al de muchas ciudades del planeta Tierra.

Con planificación, tecnología y mucho ingenio los cambios climáticos pueden ser convertidos en una gran oportunidad. Los administradores del Siglo XXI tienen mucho que aprender de los antiguos Romanos o civilización Inca las cuales utilizaban el ingenio para convertir el agua en una bendición y no en una pesadilla y destrucción.

“A los beneficios tan numerosos y tan necesarios de tantos acueductos, van pues a comparar las pirámides que no sirven obviamente para nada o también las obras de los Griegos, inútiles, pero celebradas por todas partes” Sexto Julio Frontino (35-c.103).

Referencias:

  1. Huracán Katrina, Wikipedia.
  2. Los acueductos romanos, maravillas de la ingeniería. org
  3. Acqua Appia, Wikipedia

Acerca de Fernando Jiménez Motte   

fernando-jimenez-motte-2010-itusers

Experto Mundial en Tecnología. Catedrático e Investigador en la Pontificia Universidad Católica PUC e Universidad San Martín de Porres. Ex Director de Carrera de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones de la UPC.

Ha reportado cuentas de resultados en Telefónica Empresas en el orden de $140 Millones de Dólares en el Sector de Telecomunicaciones. Su pasión por el Product Management, el Desarrollo de Productos y la Innovación han guiado su exitosa carrera profesional dedicada a obtener resultados sobresalientes.

Tiene una formación de Ph.D en Electrical Engineering en Florida Atlantic University, USA, un Máster en Electrical Engineering del Naval Postgraduate School, CA, USA, Project Management y Manufacturing Cost Strategies en el California Institute of Technology, Caltech, USA. Ha sido reconocido como Experto Global por el Gerson Lehrman Group y el Society of Industry Leaders de Vista Research USA.

Es miembro del International Neural Network Society INNS.  Reconocido en la prestigiosa publicación “2000 Outstanding Intellectuals” y “100 Top Professionals” del IBC , UK. Reconocido en lista Who is Who in Science and Engineering.

Pueden seguirlo en:

Mx|Prom|Outlet|1|468x60
Share