Elecciones venezolanas: mitos y verdades

Elecciones venezolanas: mitos y verdades

smartmatic-people-itusersPor: Samira Saba García, Directora de Comunicaciones de Smartmatic

Caracas, Venezuela, 23 de disiembre del 2015.— Once años y trece elecciones después que el voto electrónico debutara en Venezuela, los electores asistieron de nuevo a las urnas para elegir a sus representantes parlamentarios. Las elecciones, celebradas el pasado 6 de diciembre, alcanzaron una participación del 74%, la más alta de una elección parlamentaria en la historia democrática de la nación suramericana.

El sistema de voto electrónico que se utiliza en Venezuela desde 2004 ha sido considerado seguro y exacto por organizaciones internacionales de observación electoral, tales como el Centro Carter y la Unión Europea, quienes incluso lo han calificado como “el mejor del mundo”.

Apenas días antes de las elecciones, un informe publicado por el Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral (IDEA) concluyó que “la fortaleza del proceso electoral venezolano se encuentra en la votación y escrutinio automatizado del sistema“. Asimismo, Leonel Fernández, jefe de la misión de observación de la Unasur, aseguró que “el sistema de votación venezolano es sólido y seguro“.

Seguramente la razón fundamental para que expertos y observadores opinen de esta manera se deba al nivel de auditabilidad, uno de los atributos más importantes de la tecnología utilizada en Venezuela. Antes y después de la elección, los técnicos de los partidos políticos participantes, auditores independientes y autoridades electorales revisan el sistema a fondo. Y todos avalan y firman estas revisiones, como una demostración de aceptación del sistema.

Además, al finalizar la jornada de votación, se realiza una auditoría pública donde se comparan los comprobantes impresos del voto versus el acta impresa por la máquina de votación. Esto se ha hecho desde 2004, y tras miles de auditorías ciudadanas, nunca se han encontrado inconsistencias numéricas. El sistema siempre ha sido exacto, y no sería justo reconocerlo solamente cuando el partido de la preferencia individual gana las elecciones.

Con respecto al anuncio de los resultados, la realidad es que en Venezuela los resultados oficiales se anuncian en tiempo récord, más rápido que en todos los países del continente, a excepción de Brasil donde el sistema también es automatizado, y por lo tanto muestra una rapidez similar.

En Venezuela los resultados preliminares, el conteo rápido, las encuestas a boca de urna, etc., están prohibidas. Cuando la comisión electoral anuncia y publica los resultados, estos deben ser irreversibles y siempre son oficiales. En otros países, los resultados oficiales tardan semanas en publicarse, y hay casos incluso, donde uno o más candidatos que habían sido nombrados diputados, con base a resultados preliminares, son luego “rectificados”, porque los resultados finales difieren de los preliminares. Con voto electrónico, y resultados oficiales, esto es impensable en Venezuela. De hecho, esa misma noche se dieron resultados oficiales con más del 90% de los diputados ganadores. En las siguientes horas, se anunció el resto de los cargos.

El sistema en Venezuela siempre ha sido el mismo y con la misma tecnología han ganado y han perdido todos los partidos políticos. Y la democracia es así: la voluntad de los electores decide al ganador de una elección. Y el sistema funciona cuando se garantiza esta premisa, independientemente de quien resulte victorioso.

Mx|Prom|Outlet|1|468x60
Share