Innovadora Application-driven Network de Huawei

Innovadora Application-driven Network de Huawei

huawei-adn-itusersEn palabras del Dr. Wen Tong, miembro de Huawei: las nuevas teorías y modelos han inspirado la revolucionaria red basada en aplicaciones de Huawei

SHENZHEN, China, 26 de diciembre del 2015.— El Dr. Wen Tong, miembro de Huawei, anunció que la revolucionaria red basada en aplicaciones (ADN o Application-driven Network) de Huawei, desarrollada a partir de tres modelos de consumo de información que son compatibles con una gran variedad de aplicaciones. Lo que hace que ADN sea un concepto innovador es su diseño de arquitectura de alto nivel: Las capas de red están integradas de arriba a abajo, y los recursos de red óptimos que son necesarios para las aplicaciones están asignados y controlados de extremo a extremo.

El entorno en el que evolucionan las redes está cambiando de forma drástica“, afirmó el Dr. Wen. “Los modelos empresariales y las necesidades del usuario varían a lo largo de las diferentes fases de desarrollo de las redes. El Future Network Theory Lab (laboratorio de teorías de redes del futuro), desarrollado en 2012 por los laboratorios de Huawei, ha descubierto que los diferentes escenarios de comunicación responden a diferentes modelos de consumo de información y traen consigo diferentes tipos de arquitectura de red. Huawei otorga prioridad a las aplicaciones en el proceso de evolución de las redes. Ha desarrollado el concepto de ADN y completado el análisis de modelos teóricos de redes, así como las pruebas de arquitectura en escenarios comunes“.

De acuerdo con el Dr. Wen, las aplicaciones son compatibles con tres modelos de consumo de información.

En primer lugar se encuentra el modelo de distribución de Poisson, que se emplea para comunicaciones de voz. En este escenario, muchas de las frecuencias y duraciones de llamada de los subscriptores mantienen un valor medio. Este modelo es apto para una arquitectura de red jerárquica.

En segundo lugar se encuentra el modelo de distribución basado en las leyes de potencia, que se utiliza para comunicaciones en Internet. En este escenario, la mayoría de usuarios se conectan a supernodos de Internet. Este modelo se ajusta a la perfección a la arquitectura de las redes planas.

El tercero es el modelo basado en el proceso de Márkov, utilizado en las comunicaciones de máquina a máquina (M2M). En la era de las comunicaciones M2M, las necesidades de las industrias respecto a las aplicaciones difieren en gran medida. Por ejemplo, en el Internet para vehículos, las comunicaciones entre automóviles precisan de una latencia extremadamente baja. En telemedicina, los sistemas de video remotos requieren un ancho de banda extremadamente amplio, baja latencia y una alta fiabilidad. En este caso, las redes deben crear pequeños sistemas a nivel local y enormes sistemas a nivel global. El modelo de distribución de Márkov es compatible con la arquitectura de red tanto mediante controles distribuidos como centralizados.

Sobre la innovadora arquitectura de red basada en aplicaciones, el Dr. Wen comentó: “Las redes de comunicación tradicionales emplean una arquitectura horizontal, separando los recursos en diferentes capas de red. Estas tienen como objetivo cubrir una región y maximizar la eficiencia del uso de los recursos en diferentes capas. Sin embargo, estas redes son incapaces de satisfacer las necesidades las aplicaciones respecto al principio de extremo a extremo“.

De acuerdo con el Dr. Wen, para poder enfrentarse a este problema, la red ADN de Huawei adopta una arquitectura vertical de arriba a abajo. Huawei ha desarrollado tres teorías que han guiado el diseño de una red ADN de tres capas: la teoría del consumo de información, la teoría del control de la información y la teoría de la distribución de la información.

En la capa de la aplicación, el modelado de datos se realiza conforme a las características de diferentes servicios. En la capa de control de recursos, los recursos de red se coordinan local y globalmente para proporcionar una experiencia de usuario superior y un uso optimizado de los recursos. En la capa de datos, se realiza el desacoplamiento de la aplicación a través de una distribución en capas del servicio para conseguir una más eficiente coordinación y capacidad para compartir los recursos”.

Las redes ADN representan un nuevo paradigma de negocio, lo que nos obliga a revisar las operaciones de red y los desarrollos tecnológicos desde diferentes perspectivas que ofrecen valor al cliente, valor a la red y valor para la operadora“, explicó el Dr. Wen. “Con las redes ADN es recomendable utilizar un enfoque basado tanto en la aplicación como en la demanda para la construcción y desarrollo de la red, así como la reconfiguración de las formas de red tradicionales de las operadoras“, puntualizó.

Las redes ADN abrirán la puerta a las aplicaciones, permitiendo a las operadoras diversificar sus modelos de venta tradicionales basados solo en el tráfico de red o en el ancho de banda, además de generar nuevos canales de ingresos. “En el futuro, las operadoras podrán ampliar su espacio de mercado alquilando las redes ADN con aplicaciones mejoradas a las industrias verticales, como la del transporte, la sanidad, la educación, las finanzas y el internet de las cosas (IoT)“, continuó diciendo el Dr. Wen.

En la Globecom que tuvo lugar el 10 de diciembre de 2015, Huawei causó sensación al anunciar por primera vez su concepto de red ADN.

Para más información visite: http://www.huawei.com/en/news/2015/12/Huawei%20Unveils%20the%20Vision%20for

FUENTE: Huawei

Mx|Prom|Outlet|1|468x60
Share