10 consejos útiles para una óptima entrevista de trabajo

10 consejos útiles para una óptima entrevista de trabajo

Nestlé participó en el CADE universitario como parte de su Iniciativa por los Jóvenes, que busca fortalecer las habilidades y capacidades de los universitarios.

Lima, Perú, 02 de julio del 2016.— Nestlé, como parte de su filosofía de Creación de Valor Compartido, es parte del CADE universitario. Este evento se realiza con el fin de reconocer la importancia de la educación superior,  así como reforzar las habilidades y aptitudes de los jóvenes que se encuentran prontos a insertarse en el mundo profesional. Uno de los elementos claves para ellos son las entrevistas de trabajo, pues son parte sustancial del proceso de selección de personal para la mayoría de empresas.

En este contexto, Nestlé brinda 10 consejos a aquellos jóvenes que se van a enfrentar a este tipo de evaluación.

  1. Tener un CV efectivo antes de llegar a la entrevista y siempre llévalo impreso: trata de ser claro, conciso y directo. Enumera tus logros más importantes usando términos de impacto y verbos de acción (incrementé, coordiné, alcancé). Enfatiza los resultados, pero no exageres los logros y no des información falsa. Cuida la ortografía y la redacción, estas deben ser impecables.  Por otro lado, es conveniente usar referencias personales y utilizar cuentas de correo electrónico serias. Si es que vas a utilizar una fotografía,  muestra un aspecto profesional y amigable. Esta debe ir al lado derecho del CV.
  2. Sonría y sea amigable: Evita mantener una expresión seria e inexpresiva. Para que su interlocutor se sienta atendido, mantén la mirada en él. Es importante tener una actitud positiva, así, tu sonrisa no se percibirá como fingida.
  3. Mantenga una buena apariencia personal: es importante recordar que vestirse bien no es llamar la atención, sino que se trata de adecuarse a la situación. Cuida tu corte de cabello y cutis. Si eres mujer, utiliza maquillaje sobrio y joyas pequeñas para no distraer al entrevistador. Vístete de acuerdo a la empresa. Para ello es necesario investigar sobre ella, sobre el puesto al que postulas e, incluso, sobre datos relacionados al sector.
  4. Llega antes de lo esperado. Llegar tarde es tu peor carta de presentación: mientras esperas, muestra una actitud confiada y cuida tu lenguaje corporal. Puedes utilizar este tiempo realizando actividades como revisar tus correos o leer el periódico.
  5. Demuestra habilidades blandas: las cinco habilidades más destacadas según el Banco Mundial son: Adaptabilidad, Autorregulación de emociones, Cooperación, Perseverancia y Tolerancia a la frustración.
  6. Si estás en una dinámica grupal, muestra tu trabajo cooperativo: trabajar en grupo es altamente valorado, demuestra tu potencial escuchando y cooperando en las dinámicas grupales de manera amigable y cordial.
  7. Practica tus respuestas: los nervios son causados por el miedo a decir algo equivocado. Por esta razón, es conveniente ensayar respuestas a preguntas comunes de entrevistas. Esto te ayudará a sentirte más cómodo. Para esto puedes practicar con un amigo o familiar. Ellos te brindarán feedback que te permitirán reforzarte.
  8. Responde puntualmente: cuando estás nervioso, es usual responder sin pensar en la pregunta que se te ha hecho. Tómate unos segundos para considerar qué es lo que te han preguntado, respira profundamente y concéntrate en articular correctamente tu respuesta. Si crees que no has respondido a lo solicitado, siéntete libre de preguntar si tu respuesta abarcó los puntos que el entrevistador deseaba saber.
  9. Reconoce tus fortalezas: la clave para dar la entrevista de tu vida es identificar tus principales fortalezas y poder comunicarlas de manera confiada y convincente. Este momento es la oportunidad de venderte como la mejor manera, por lo que debes identificar lo que te hace especial y diferente al resto.
  10. Visualiza el éxito: los más exitosos emplean en su vida la visualización de la meta para controlar sus nervios. Visualiza el proceso de la entrevista en tu mente. Imagina que entras a la sala sintiéndote calmado y en control, respondiendo a las preguntas del entrevistador con confianza, creando una buena impresión y, finalmente, saliendo de la entrevista sintiéndote feliz y satisfecho.
Mx|Prom|Outlet|1|468x60
Share